Categorías
Historias Recursos Reflexión

Cierro. Suelto. Paso página.

Me doy cuenta de que a veces se me atraganta algo, le doy vueltas, no consigo sacármelo de la cabeza… Me voy a por otra tarea y le pido ayuda a alguien. Normalmente, busco ayuda en otros para no confrontar mis problemas cuando me toca demasiado la moral (tengo la fantasía mental de que si hago caso a mi instinto y actúo a lo mejor la lío más -aunque tengo muchos éxitos que desmienten esta fantasía-).

Al final me voy a la cama con varios capítulos pendientes de cerrar y al día siguiente me vuelvo a atragantar con lo mismo pero en otro ámbito, vuelvo a no confrontar y vuelvo a triangular para hacer la llamada de socorro. Es agotador.

Pues bien, creo que es importante y deseable que pueda cerrar estos episodios inconclusos, para lo cual hoy os comparto una herramienta que me parece que ofrece un muy buen sistema operativo de base: el ciclo de experiencia, muy presente en cualquier proceso de terapia Gestalt.

La terapia Gestalt es una psicoterapia que tiene como objetivo sobreponerse a ciertos síntomas, permitirle llegar a ser más completo y creativamente vivo y liberarlo de los bloqueos y asuntos inconclusos que disminuyen su satisfacción óptima, su autorrealización y su crecimiento.

Wikipedia

Este ciclo nos habla de que hay una serie de fases por las que pasamos todos en cada ciclo (o también llamado «gestalt«, como unidad, aplicable a cada área de tu vida o asunto pendiente). Existen una serie de mecanismos que activamos para atascarnos en cada fase de ellos, que vendrán en próximos episodios.

El ciclo de experiencia (terapia Gestalt)

FASE 0 / REPOSO

FASE 1 / SENSACIÓN

¿Qué siento?

¿Qué ocurre?

¿Cómo me siento?

FASE 2 / CONSCIENCIA

Mi mente lo conecta con una necesidad, quiero satisfacerla.

FASE 3 / ENERGIZACIÓN

¿Dónde pongo mi energía para satisfacer esta necesidad?

¿De dónde la saco?

FASE 4 / ACCIÓN

¿Qué hago para satisfacerla?

FASE 5 / CONTACTO

Estoy con las manos en la masa, se desarrolla la acción.

FASE 6 / CONSUMACIÓN

Notando que la necesidad está satisfecha, mando señales a mi cuerpo de estar saciado.

FASE 7 / RETIRADA

Me despido de la acción.

FASE 0 / REPOSO

Vuelvo a estar disponible para lo siguiente.

***

Para poder saber por qué caigo siempre en lo mismo, es clave que pueda identificar qué está sucediendo en cada momento que me presenta una dificultad.

Sé que puede sonaros a chino a algunos, o a nepalí con inciensos, desde que ha aparecido la palabra consciencia… Pero no es lo mismo sentir y actuar con el piloto automático, como hemos podido hacer todos a lo largo de gran parte de la vida, que parar, y conscientes de que hay algo que me pasa que no me gusta, querer hacer algo con ello, diferente a como lo he estado haciendo.

¿Por qué me dejo los champús abiertos en la ducha?

Probablemente me pongo a pensar en cosas antes de salir de la ducha y se me olvida enviar señales de consumación; me salto ese paso y me voy al siguiente.

Es un ejemplo muy tonto pero que puede ayudar a ver cómo en el resto de asuntos me olvido de poner límites cuando lo demás ya me sobra (o se convierte en gula), avisar de que me voy o de cerrar la puerta y seguir con mi camino. El resultado, como podéis imaginar, es que no vuelvo a estar disponible para la siguiente tarea.

Olvidémonos de mi champú.
Lo único que quiero regalaros con este post es la herramienta del ciclo de experiencia de la terapia Gestalt, para vuestro mayor beneficio personal o profesional, y compartir que estoy en un proceso de cierre de varias páginas que tenía abiertas y que me impedían continuar el libro.

Pongo mi foco en volver a estar disponible.

Fotografía de Ferdinand Stöhr en Unsplash

Por Daniel Vázquez

Periodista y Coach especializado en creatividad y comunicación. Dirijo sólido a la vez que acompaño como Coach en el Programa de Coaching y Mentoring Creativo de Pongo mi foco [ tw | in ]

Deja un comentario