Categorías
Emoción Talento

Reclamo mis unicornios

Yo soy libre de reclamar lo que quiera en esta vida. También puedo ver qué tengo dentro de mí; ver qué puedo compartir con los demás desde la luz, desde la construcción de algo mejor.

Tuve que soportar bullying desde los tres años por ser diferente (amanerado, afeminado y por irme con las chicas en la guardería y en el cole) y a día de hoy -con 32 años-, si digo que me gustan los hombres, me pongo tacones o «saco la pluma», todavía hay algunx (diría que más de unx y más de dos) que se gira.

Creo que tengo una sensibilidad que me hace ver muchas cosas que otros no han visto de la misma manera que yo. Muchas veces se me ha señalado «por lo que he hecho mal» o «por lo que me falta para ser como ellos».