Categorías
Ese nosequé Propósito

Encuentra el oro en tu mina

El oro es uno de los bienes más preciados de la historia de la humanidad, seguido de cerca por el Bitcoin. Conseguirlo se ha convertido en un fin en sí mismo y fruto de ello, se han escrito incontables historias. Podría decirse que la paz interior y la conexión con el propósito podrían ser algo así como el «oro personal». Y a por ello como locos que vamos todos.

Categorías
Estrategia creativa Personalidad

¿Quién hay detrás de la máscara?

Algunas noches miro a las estrellas y me quedo un rato meditando sobre la idea de que somos una motita de polvo dentro de todo este universo, acompañado de la pregunta:

¿Quién me creo que soy dentro de esta inmensidad?

Para bien o para mal, ni soy tan grande ni soy tan pequeño. Soy único y soy uno más, de la misma manera que tú que me estás leyendo. Y ambos estamos aquí para poner nuestro granito de arena en la vida.

Categorías
Instinto creativo Lo esencial Recursos

Limpiar mis redes sociales

Este post forma parte de Väsen, el monográfico de Pongo mi foco sobre esencia. El primer capítulo habla sobre minimalismo digital y dentro de él, os he ido explicando un poco de mi viaje hacia conseguir tener mi identidad digital en su expresión más esencial, eliminando el ruido.

En este recurso encontrarás estrategias de selección y optimización para tus redes sociales.

Categorías
Instinto creativo Lo esencial

Väsen: un viaje a la esencia (Capítulo 1 – Minimalismo digital)

Bienvenido a Väsen, el primer especial de Pongo mi foco. Aquí se hablará sobre esencia, lo importante en el minimalismo: todo aquello que nos hace estar más enraizados con la vida, más estables y más cerquita de lo que somos, nuestro núcleo. Eso que no cambia, que nos acompaña siempre, tengamos la edad que tengamos. Como por ejemplo, la sonrisa y nuestras facciones.

Categorías
Identidad creativa Talento

Reclama tus unicornios

Yo soy libre de reclamar lo que quiera en esta vida. También puedo ver qué tengo dentro de mí; ver qué puedo compartir con los demás desde la luz, desde la construcción de algo mejor.

Tuve que soportar bullying desde los tres años por ser diferente (por ser «afeminado» -más convenciones y juicios gratuitos- y por irme con las chicas en la guardería y en el cole). A día de hoy -con 33 años-, si digo que me gustan los hombres, me pongo tacones o «saco la pluma», todavía hay quien (diría que más de un@ y más de dos) se gira.

Creo que tengo una sensibilidad que me hace ver cosas que otros no han visto de la misma manera que yo. Muchas veces se me ha señalado «por lo que he hecho mal» o «por lo que me falta para ser como ellos».