Categorías
Identidad creativa Talento

¿Cómo conseguir que los comentarios sobre tus creaciones no te hagan daño?

Puede que al ponerte frente a la página en blanco te surjan bloqueos, que no sepas qué crear o que te dé vértigo mirar montaña arriba.

Y que luego, además, sientas que hay mil ojos sobre ti a la hora de publicar cosas:

«¿Cómo voy a conseguir que la crítica a mi obra no me moleste?»

¡Es mío… Mi tesoooro!

Nadie nació sabiéndose las Fórmulas Infalibles de la Creatividad (no existen), pero con el tiempo algunos vamos aprendiendo y compartiendo lo que nos va funcionando.

Siéntete libre de coger lo que te parezca bien de todo lo que te cuento.

Mi propuesta con este post es poner en práctica un poco de desapego creativo para reducir el impacto de los comentarios sobre tus creaciones.

Creador y creación pueden ir muy ligados:

La persona que crea puede sentir una conexión tan fuerte con su obra, que en ocasiones pueden llegar a ser uno mismo (o que quieran serlo).

La gestión emocional se le puede hacer cuesta arriba a esa persona cuando comenten sobre su creación, porque puede llegar a sentir que están «atacándola» a ella.

¿Qué es el desapego creativo?

Llamo «desapego creativo» al acto de poder desligarse de la dependencia emocional que el creador puede tener montada alrededor de su creación.

El objetivo de que exista es que cuando los comentarios y los resultados lleguen, si se logra rebajar dicha dependencia emocional, estos nos afecten menos.

Maneras de crear que influirán en cómo se desarrolle la dependencia emocional con tus creaciones:

Pongo mi boutique

Pongo mi boutique

  • 1 creación perfecta
  • mucha energía por creación
  • mucho tiempo por creación
  • público muy selecto
  • pocas oportunidades de venta
Pongo mi churrería

Pongo mi churrería

  • muchas creaciones imperfectas
  • poca energía por creación
  • poco tiempo por creación
  • público general
  • muchas oportunidades de venta
Pongo mi churriboutique

Pongo mi churriboutique

  • varias creaciones imperfectas
  • energía variable por creación
  • tiempo variable por creación
  • público general pero selecto
  • unas cuantas oportunidades de venta
Cómo empezar a practicar el desapego creativo

1. Date cuenta de cuánta energía (o esfuerzo) le estás poniendo a cada creación.

2. Valora cuánto tiempo le dedicas a cada creación, y observa cómo es tu gestión del tiempo. A ver cómo puedes optimizar.

3. Valora cuántas creaciones vas a sacar del horno

4. Valora el alcance (público) que quieres tener con tus creaciones

5. Valora cuántas oportunidades (de comentarios o de venta) quieres tener

¿Se parece esto a la boutique que comentaba arriba? ¿O es más bien una churrería?

Cómo encajar los comentarios

Si la energía que has depositado en cada una de tus creaciones no es tan alta y está repartida entre todas tus creaciones, el comentario que recibas luego sobre cada una de ellas no será recibido de una manera «tan traumática» como si todo depende de una a la que le has dedicado todo el tiempo del mundo.

Research continues to suggest that it takes at least three positive interactions to outweigh one negative interaction. Some studies recommend an even greater amount of praise, reporting that five to one and seven to one ratios are necessary for achieving and maintaining a healthy and productive feedback relationship. The effects of the oxytocin boost wear off quicker than the arresting impact of cortisol, making the experience of more frequent positive interactions important for continuous motivation.

Tres comentarios positivos por cada comentario constructivo (9principles)

Investigaciones siguen sugiriendo que para compensar cada interacción «negativa» tiene que haber al menos 3 interacciones positivas.

A la hora de interactuar, se necesita un ratio de 3 comentarios positivos por 1 comentario negativo (3:1) para que podamos procesar bien el aporte constructivo

Algunos estudios incluso recomiendan más aprecio, indicando que se necesitan ratios de entre 5:1 y 7:1 para mantener una relación de interacciones sana y productiva.

Los efectos del subidón de oxitocina (al recibir el comentario positivo) se van antes que el impacto del cortisol cuando recibimos una noticia negativa, haciendo que sea importante que haya más experiencias positivas para una motivación continuada.

Comentarios recibidos traumáticamente

El comentario puede ser recibido de manera traumática porque el creador no ha visto reconocido (ya sea por el público o por las ventas) el tiempo ni la energía que ha empleado en crear «su obra».

Esto viene de nuevo vinculado a la «gestión de la pasión con la que crea» y la distancia que hay entre creador y creación.

A mayor distancia emocional con las obras, menos dolor recibe con bajos resultados o comentarios.

Comentario recibido de manera relativa

Un comentario recibido de manera relativa lo es porque no se ha pegado absolutamente la identidad del creador con la creación en sí, y se ha sabido relativizar, identificándolo como un aporte sin maldad que se ha hecho sobre la obra.

La capacidad de una persona para recibir comentarios sobre su obra es un signo de madurez emocional: muestra que esta está preparada para encajar resultados que pueden no coincidir con lo que ella espera, piensa, siente o hace.

Y también es madurez emocional poder encajar la pérdida de seguidores o la falta de reacciones a las publicaciones, por ejemplo. Algunas publicaciones funcionarán y otras no.

Reparte tu agenda entre tus creaciones y ve avanzando, con el foco puesto en lo importante de cada momento.

Gestión de la expectativa

Si te pasas todo un mes trabajando sobre un mismo proyecto y todas las cartas se juegan a una sola entrega o a un único lanzamiento, volvemos a estar ante «el acantilado de la expectativa» (altitud: 387 metros).

¿De qué manera puedes optimizar tu gestión de la expectativa y no pegártela?

Puede que sea enviando correos intermedios al resto del equipo o a la gente para enseñarles partes del proyecto, como antesala del lanzamiento completo.

Puede ser con un lanzamiento a menor escala, construyendo un prototipo o un producto con lo mínimo para que sea factible su lanzamiento.

Puede ser que lo lances y automáticamente cojas distancia, desapegándote emocionalmente del resultado.

Ten en cuenta que:

  1. Lo que digan o cualquier reacción a tu proyecto a priori no es personal
  2. Eso que has creado es solo una iteración, una creación más en el camino
  3. Los demás tienen su vida y no están todo el día pensando en ti
  4. Los comentarios reflejan un apunte del emisor (objetivo o subjetivo) sobre tu creación. No son verdades absolutas. Tú decides si lo tienes en cuenta o no.

Y aquí yo añadiría que a veces podemos sentirnos más atacados de la cuenta porque presuponemos cosas desde nuestro mapa mental sobre cosas que el otro ha dicho desde el suyo.

No existe el «bien» ni el «mal», sino «mapa 1», «mapa 2» o «mapa 50».

Todos pueden conducir al tesoro y lo guay es que los demás puedan respetar esto sin intentar superponer su mapa encima del tuyo cuando emitan comentarios acerca de tus creaciones.

Independientemente de los resultados.

«No hay errores en la comunicación, solo resultados» (Una de las presuposición de la PNL -Programación Neurolingúistica-)

Por otra parte, el estilo que tienen algunas personas para hacer comentarios puede no ser el que mejor te siente a ti en ese momento.

Se puede malinterpretar un comentario que realmente no quería herir si el receptor ha tenido un mal día o viene de otro reto creativo que le tenga desbordado mentalmente (algo que no siempre se puede controlar).

Lanza tus creaciones sin pensártelo demasiado

Otra de las cosas que puedes probar es a publicar sin mirar 765 veces la obra en el momento de lanzarla: si te pones a mirarla por todos los ángulos y a cogerle cariño justo antes de darle al ENTER, es posible que cualquier comentario entre por algún lugar que no toque.

Por tanto: lanza y dedícate a seguir lanzando.

***

Una propuesta sería desligar parcialmente tu identidad de tus creaciones y relativizar los comentarios que lleguen a raíz de tus acciones.

Puede ser así como dicen (para ellos), o puede no serlo (para ti).

¿Cómo puedes empezar hoy a practicar el desapego creativo?

003. Reclamo mis unicornios #talento
Leer más sobre Talento
Fotografía de Daniel Vázquez

Por Daniel Vázquez

Facilitador creativo. Llevo creando desde que tengo uso de razón. Empecé diseñando webs a los 13 años, posteriormente me licencié en Periodismo, Comunicación Audiovisual y Publicidad y Relaciones Públicas y me reinventé formándome como coach. Te puedo acompañar en tu aventura como creativo, si estás atravesando un burnout personal/profesional y en épocas de reinvención. Y sí, yo también tuve épocas jodidas, porque no todo es jijí, jajá. [ tw | in ]


No te enviaremos spam. Podrás darte de baja cuando quieras.

Deja un comentario