Categorías
#historias #reflexión

Una retirada a tiempo también te permite reunir la Trifuerza

Es interesante cómo un mismo objetivo a una persona le sale solo y a otra le cuesta años. Cada persona está hecha con una pasta diferente y por eso precisamente somos auténticos, cada uno con lo suyo. No es necesario perseguir a ese que ha llegado a la meta antes que tú y quieras hacerlo exactamente como él. Hoy profundizo sobre todo esto de «cerrar el círculo» y hablo sobre algo que no es fácil siempre: la retirada.

Terminar asuntos que no estaban cerrados: ir a por ese libro que nunca me acabé, revisar la lista de tareas y entregar las más cercanas a su lanzamiento. Poco a poco, si voy terminando tareas, estoy más disponible para todo lo demás. Pero lo triste es que a veces no cierro porque no sé decir que no algunas cosas que me trae la vida, y entonces, me distraigo en nuevas aventuras.