Categorías
Estrategia creativa Personalidad

¿Quién eres si te quitas las etiquetas que te has (y te han) puesto?

Esto es una pregunta que te lanzo así, de manera retórica. No hace falta que me contestes ahora. Ni mañana.

Solamente me apetece reflexionar sobre el papel de las etiquetas a la hora de nosotrxs mismxs meternos en sacos de los que a lo mejor luego no nos podremos salir en 20 años.

Adoptar paulatinamente casi todas las características de una tribu hace que al final se pierda la identidad original y esencial de la persona.

La cultura del sistema (todos esos hábitos de consumo, en lo que creen sus integrantes y los comportamientos de los mismos) puede ser muy poderosa a la hora de configurar las personalidades de las personas. Y no nos damos cuenta.

¿Qué viene primero, la cualidad personal o la etiqueta?

Me gustaría que te pararas un momento a reflexionar sobre esto, porque muchas veces invertimos el orden y no nos damos cuenta.

Nos casamos con etiquetas para ser uno más de la tribu, y ahí estamos disolviendo un porcentaje de nuestra esencia para ser queridxs y pertenecer.

Pero seguimos esas costumbres, hábitos y acabamos idolatrando a las mismas personas como modelos a seguir. Dejando atrás las propias que teníamos fuera de esa tribu.

¿Quién eres sin tus disfraces?

Seguro que le puedes sacar mucho brillo a tus virtudes, independientemente de tus etiquetas sociales.

Ejemplo: fíjate en las tribus a las que perteneces en Twitter, Instagram, Linkedin y observa: ¿hasta qué punto la gente empieza a ser clones, hablando de lo mismo, con los mismos looks?

¿Es todo genuino o vamos adquiriendo las características de la gente con la que nos juntamos por «contagio»?

Nos ponemos las etiquetas para caber en el supermercado. Pero…

¿Para qué queremos caber?

¿Aporta eso algo a nuestra esencia?

Mi invitación con este artículo es a reflexionar sobre si hay maneras de ser un 1% más auténticxs quitándonos un 1% de las etiquetas que nos ponemos.

Revertir un poco la ecuación: Salirnos un poco de la tribu para ser un poco más unx mismx. Y con eso, atraer quizá a otras tribus, desde otro rasgo más auténtico de nuestro carácter.

Fotografía de Brett Jordan

Por D Vázquez

Soy periodista, branding freak y coach. Cuando me preguntan quién soy, mi mente hace boom, porque a lo largo de mi vida he tenido muchas máscaras. Lo que me gusta contarle a quienes me acaban de conocer realmente es que soy un hombre que intenta vivir alineado con lo que piensa, lo que siente y lo que hace. Me gusta ser una persona congruente. Durante mucho tiempo no lo fui.


       

Solo un email por semana (un artículo cada domingo, un podcast cada tres, y alguna playlist de vez en cuando).
Podrás darte de baja cuando quieras, sin compromiso.

   

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: