Categorías
Asertividad Emoción Reflexión Soy más que mi ego

No despertar a quien no quiera ser despertado

Recientemente tuve una situación complicada con una persona de mi círculo familiar: no me sentí respetado y tuve que tragarme unas cuantas respuestas en tonos que no me dejaban en muy buen lugar. Básicamente, salí de esa discusión pensando y sintiendo que no valía mucho.

Hasta aquí bien: berrinche familiar estándar en el que unos sienten X y otros sienten Y… El final de la historia es que ni X era tan X ni Y era tan Y.

Todo eran máscaras.